Se denomina incontinencia urinaria a la perdida o escape involuntario de orina, también esta asociado con términos como goteo, perdida del control de esfínteres etc, esta es una condición mas común de lo que creemos y se puede presentar en cualquier etapa de la vida (niños, jóvenes y adultos). La incontinencia urinaria si bien no es una condición que ponga en riesgo la vida de la persona que la padece si impacta de manera negativa en su calidad de vida, vergüenza, depresión, aislamiento social, baja autoestima son algunas de las situaciones asociadas a la incontinencia urinaria. De allí la importancia de consultarlo con tu doctor y buscar la ayuda apropiada. La mayoría de veces la incontinencia urinaria es tratable y puede mejorar, no se debe considerar como un acontecimiento normal asociado con el envejecimiento por el contrarío se debe buscar tratamiento oportuno.  
VER MÁS

1983839-inline.jpg

Varios músculos y nervios deben trabajar juntos para que la vejiga contenga la orina hasta que usted esté listo para vaciarla. Los mensajes nerviosos van y vienen entre el cerebro y los músculos que controlan el almacenamiento y vaciado de la vejiga. Si estos nervios se dañan por enfermedad o alguna lesión, es posible que los músculos no sean capaces de tensionarse o relajarse en el momento correcto.  
VER MÁS


La cistitis intersticial (síndrome de vejiga dolorosa), IC/PBS por sus siglas en inglés, es una de varias afecciones que causa dolor de vejiga y la necesidad de orinar con frecuencia y con urgencia.

La vejiga es un órgano en forma de globo donde el cuerpo almacena la orina, siendo la orina un liquido irritante una de las teorías que explica esta enfermedad afirma que en las personas con cistitis intersticial los mecanismos que aíslan la orina del contacto con la mucosa vesical están dañados y es por ello que cuando la persona tiene un poco de orina dentro de la vejiga siente dolor y debe ir de inmediato a orinar para aliviar dicho dolor .
VER MÁS

la próstata es una glándula pequeña del tamaño de una nuez que se sitúa debajo de la vejiga, delante del recto y forma parte del tracto reproductivo masculino, ya que produce un líquido que combina con el esperma para formar el semen.

Al nacer, la glándula de la próstata es pequeña. Cuando los niveles de testosterona aumentan durante la pubertad, la próstata crece de manera rápida, doblando su tamaño a los 20 años de edad. El crecimiento se ralentiza durante las próximas dos décadas y la próstata no suele causar problemas durante muchos años. VER MÁS


Diferentes tipos de alteraciones en el funcionamiento de los músculos del piso pélvico pueden dar origen las denominadas disfunciones miccionales, lo mas frecuente es que dichos músculos no se relajen adecuadamente durante la micción dando origen a diversos síntomas que no solo se restringen al tracto urinario sino también al intestino y a los genitales afectando en algunos casos la función sexual además. 
VER MÁS


La uretra es el conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior, además de permitir el paso de la orina y gracias a diferentes mecanismos esfinterianos con los que ella cuenta otra de sus funciones es regular el paso de la orina de una manera voluntaria lo que denominamos continencia. El estrechamiento de la luz interna de la uretra genera obstrucción al paso de la orina la cual puede ser parcial o total y como consecuencia de ello múltiples complicaciones que pueden ir desde las infecciones urinarias, hasta el deterioro irreversible de la función renal. La uretra esta dividida en varios segmentos y las causas de estrechez pueden varias de acuerdo al segmento donde estas se presente. 
 VER MÁS


La disfunción eréctil se define como la incapacidad perdurable o reiterada para lograr la suficiente rigidez del pene, y mantenerla el tiempo necesario para conseguir una relación sexual satisfactoria. El término se refiere únicamente a la capacidad de erección del pene y no implica trastornos del deseo sexual, la eyaculación o el orgasmo. Para que se determine la existencia de disfunción eréctil, la afección debe prolongarse por un mínimo de tres meses.

A pesar de tratarse de un trastorno benigno, la repercusión de este problema afecta a la salud psicosocial del individuo y puede ocasionar una importante alteración de la calidad de vida personal y del entorno familiar y de pareja. 
VER MÁS


Es una patología que afecta a millones de mujeres en el mundo y a la que se han asociado términos con “vejiga caída” “descenso de la matriz” etc. Esta condición es causa  de un importante deterioro en la calidad de vida. Hasta un 50% de las mujeres despues de los 55 años pueden padecer uno o mas prolapsos de órganos pélvicos y hasta en el 20% de los casos estos se pueden asociar a incontinencia urinaria.

Como en cualquier otro asunto de salud, el conocimiento acerca del prolapso puede ser de gran ayuda para la prevención y para evitar que un prolapso vaya a más. Saber en qué consiste, qué tipos de prolapso existen, cómo se puede evitar, qué hacer para no agravar tu prolapso, cuando es necesario realizar una tratamiento quirúrgico y qué cuidados necesitas después de ser operada es de suma importancia.
VER MÁS


Si notas un aumento del numero de veces que debes ir al baño a orinar sin haber aumentado el consumo de liquidos o sin estar tomando medicamentos diuréticos podrías estar sufriendo de vejiga hiperactiva. 

La sociedad internacional de continencia (ICS) describe el síndrome de vejiga hiperactiva como aquella condición en la que hay una frecuencia urinaria aumentada (mas de 8 veces al día), que además puede asociarse a sensación de urgencia urinaria y en algunas ocasiones a incontinencia urinaria cuando la persona no alcanza a llegar al baño a tiempo. Según estudios realizados en grandes poblaciones se ha demostrado que hasta uno de cada seis adultos puede tener vejiga hiperactiva. 
VER MÁS