Neuroestimulación sacra: Implantación de estimulador de raices sacras anteriores (SARS)
 

El Sacral Anterior Root Stimulator (SARS) es un dispositivo electrónico implantable que permite a pacientes lesionados medulares (PLM) asumir el control voluntario de la función miccional, defecatoria y eréctil. El procedimiento consiste en efectuar una rizotomía dorsal de las raíces S2-S4 bilateral y la colocación de electrodos alrededor de estas raíces, los cuales van conectados a una antena receptora subcutánea; mediante estimulación transcutánea de radiofrecuencia sobre la antena se pueden activar selectivamente estos electrodos, aplicando distintos programas de estimulación con los que se pueden obtener las diferentes funciones.

Sistema

El sistema dispone básicamente de dos partes fundamentales: el aparato externo, que es propiamente el electroestimulador (la caja control con baterías, una antena y el emisor) y los elementos internos, que son los que se implantan (el receptor y los electrodos). La electroestimulación de raíces sacras anteriores logra controlar la micción, la evacuación intestinal y la erección en los lesionados medulares. Este es un implante indicado en pacientes parapléjicos como tetrapléjicos, que tengan el arco reflejo indemne.

¿En que consiste un SARS ?

El implantes SARS cuenta con una fase de implantación del receptor previa rizotomia selectiva de las raíces sacra anteriores, su individualización y clasificación urodinamica permiten que sobre las raíces motoras se implanten lo electrodos que conectaran al resto del equipo, dejando seccionadas las fibras sensitivas que pueden o no generar disautonomia.

En una segunda incisión se adelanta la implantación, conectando subcutáneamente los cables. Cada paciente obedece a sus necesidades funcionales y anatómicas para definir la técnica y localización final,existe un porcentaje de pacientes que requieren manejos complementarios a SARS, sean farmacológicos o de procedimiento.

El implante SARS está diseñado para ser funcional toda la vida del paciente y es el único método de evacuación que reduce a menos del 50 % las posibilidades de infección urinaria en el lesionado medular. Su grado de recomendación es A en calidad de vida y está comprobado que favorece la independencia y facilita el cuidado de los pacientes que lo llevan.

Desde un comando externo el paciente accionara las funciones programadas mediante la selección de opciones que generan micción, ayuda en la deposición o erección según su necesidad

Procedimientos

Existen tres procedimientos quirúrgicos para implantar el sistema:

  1. Técnica intradural, consistente en separar los elementos sensitivos y motores en la parte media de la cola de caballo.
  2. Técnica extradural, en la que la separación de los elementos sensitivos y motores se realiza a niveles extradural después de una laminectomía sacra.
  3. Técnica Barcelona,  consiste en realizar previamente una rizotomía posterior a nivel del cono medular, donde las fibras motoras y sensitivas están completamente separadas, y un posterior implante de los electrodos a nivel sacro, según la técnica extradural.