Vejiga Neurogenica (disfunción neurogénica del tracto urinario inferior) 

Es un problema en el que una persona carece de control vesical debido a una afección cerebral, de la médula espinal o de los nervios. 

Causas

Varios músculos y nervios deben trabajar juntos para que la vejiga contenga la orina hasta que usted esté listo para vaciarla. Los mensajes nerviosos van y vienen entre el cerebro y los músculos que controlan el almacenamiento y vaciado de la vejiga. Si estos nervios se dañan por enfermedad o alguna lesión, es posible que los músculos no sean capaces de tensionarse o relajarse en el momento correcto.

Entre los trastornos del sistema nervioso que mas  frecuentemente causan vejiga neurógena se incluyen:

•     Enfermedad de Alzheimer

•     Anomalías congénitas de la médula espinal, como espina bífida

•     Tumores del cerebro y la médula espinal 

•     Parálisis cerebral

•     Esclerosis múltiple (EM)

•     Enfermedad de Parkinson

•     Lesión de la médula espinal

•     Derrames cerebrales (accidente cerebrovascular)•      

El daño o los trastornos de los nervios que inervan la vejiga también pueden causar esta afección. Esto puede incluir:

•     Daño neurológico (neuropatía)

•     Daño neurológico debido al consumo excesivo y prolongado de alcohol

•     Daño neurológico debido a diabetes prolongada

•     Deficiencia de vitamina B12

•     Daño neurológico por enfermedad es infecciosas (VIH, sífilis)

•     Daño neurológico debido a cirugías o fractura de la pelvis

•     Daño neurológico por una hernia discal o una estenosis del conducto raquídeo
 

 Síntomas

Los síntomas de la vejiga neurogénica pueden ir desde la incapacidad para orinar (retención urinaria) y la incontinencia, gran porcentaje de personas con vejiga neurogénica pueden cursar con ambos síntomas, cada enfermedad causal se caracteriza por un comportamiento diferente de la vejiga por ello los tratamientos no son los mismos para todas las personas, se deben realizar exámenes especializados para clasificar el tipo de disfunción e individualizar el tratamiento.

Tener una enfermedad neurológica no implica que debas estar incontinente por el resto de tu vida, existen otras opciones diferentes a los pañales, visita nuestra sección de soluciones para que te enteres de las diferentes opciones de tratamiento que te podemos ofrecer